Las carátulas más divertidas de los VHS

No es raro asociar las siglas VHS a unos comercios que hace muchos años había en cada barrio y que hoy no son más que un vago recuerdo… ¡los videoclubes! Seguro que pasaste más de una tarde mirando carátulas y leyendo las sinopsis para elegir qué ibas a llevarte esa tarde a casa. Y seguro también que entre todas esas carátulas, más de una vez te llamó la atención alguna rareza como estas que hoy te traemos ¿verdad?

Destructor (Brazo de acero)

Empecemos por una delicatesen. En 1986 y ante el éxito de ‘The Terminator’ se lanzaba a los videoclubes españoles esta ¿joya? de producción italiana en la que el protagonista se llamaba Paco. Sí, has leído bien ¡Un ciborg llamado Paco!

Los clientes del videoclub que se subían la cinta a casa seguramente esperaban una película repleta de acción y grandes efectos, pero… no. En su lugar, se encontraban con una cinta de ‘explotación’ en cuya carátula hubo algunas ediciones que se olvidaron de poner el paréntesis inicial en el subtítulo ‘Brazo de acero’.

Sin embargo, las aventuras de este Paco mitad-humano, mitad-androide no fueron las únicas que llegaron dispuestos a  hacernos creer que estábamos ante un Terminator cualquiera. Así,  también afloraron como plantas exóticas un falso ‘Terminator 2’ también de producción italiana, un ‘Ninja Terminator’ ¡e incluso un ‘Lady Terminator’!  ¿Recuerdas alguna?

 

RoboVampire

Más descarado (si cabe) sería esta cinta llegada de Hong-Kong y que pretendía ¿lo  has adivinado? Sí, simular ser ‘RoboCop’. A finales de los años 80 no pocos bajaron al videoclub, todavía impresionados por la película de Paul Verhoeven y se encontraron con la imagen de RoboCop agarrando por el cuello a lo que parecía ser un vampiro asiático ¿Una secuela?

Una vez alquilada, la cinta daba lo que prometía… aunque solamente a medias. El policía-robot de la carátula no pasaba de ser un engendro creado con chatarra y papel “de plata” una vez que pulsábamos el PLAY y si el androide original hacía frente al tráfico de drogas en Detroit, este liquidaría a unos vampiros que precisamente, eran narcotraficantes ¿Para qué cambiar lo que ya funciona?

Primera regla de los VHS: No es ‘RoboCop’ todo lo que en la carátula reluce.

Johnny Tan-Go Rambo Parte II

Y segunda regla: No es ‘Rambo’ todo lo que lo parece, aunque lo diga la carátula

Eso sí, en este caso poco engaño hay en el dibujo, ya que por mucho que lo intente disimular, los brazos del protagonista no se parecen en nada a los bíceps de Stallone.

Johnny Tan-Go fue un personaje creado por el cómico filipino Redford White, quien se lanzó a crear parodias de ‘Los Masters del Universo’, ‘Rocky’ o ‘Rambo’. En sus películas hay una propuesta de parodia pero no es difícil imaginarse a más de uno mirando fijamente la carátula hace 30 años e intentando adivinar si era la famosa película de la que todo el mundo hablaba.

¡Imaginad el shock! ¡Rambo asiático!

 

El inspector Karate

Cuando nos sumergimos en las estanterías olvidadas del videoclub, es posible encontrar que muchas de las películas más extrañas del lugar tuvieran diferentes carátulas dependiendo de la edición. Una de ellas es ‘El inspector Karate’, versión española de un clásico taiwanés de artes marciales que en nuestro país lució durante algún tiempo la carátula que aquí te mostramos.

La carátula se explica por sí sola, pero insistimos, la película no era nada mala… y aquí viene la tercera regla en cuestión ¡Nunca juzgues un VHS por su carátula!

Ahora, tu turno ¿Recuerdas alguna carátula extraña que apareciera por la estantería de tu videoclub?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *