Cómo configurar las opciones de privacidad en el nuevo timeline de Facebook

Se acerca la hora. A finales de enero todos los usuarios de Facebook tendrán habilitado el Timeline en su perfil, un esquema en el que se destacan fotos y publicaciones con el que se elabora una “historia” cronológica para cada persona activa en la red social. Un nuevo avance pero seguro que aún con el nuevo perfil, seguimos recibiendo las típicas actualizaciones de nuestros contactos cada vez que juegan a Farmville y demás juegos sociales de la red. Pero eso ahora puede cambiar.

Este nuevo perfil incluye aplicaciones que cada usuario puede instalar. Sin embargo, si no se configuran bien las opciones de privacidad, las empresas que desarrollan estos programas pueden tener acceso a mucha información que, se supone, no deberían ver. Y no sólo ellos, otras personas que las utilicen también podrían hacerlo.

Por este motivo conviene tener en cuenta los pasos para configurar la privacidad en el nuevo perfil de Facebook; así sabremos con absoluta certeza lo que estamos compartiendo y con quien lo compartimos. Lo primero es trabajar con el apartado que esta red social ha destinado para estos efectos:

  • Se accede con el nombre de usuario y la contraseña.
  • Pinchar sobre “Configuración de privacidad”.
  • Ingresar a “Aplicaciones y sitios web”.
  • Pulsar sobre “Editar configuración”.
  • Ingresar a “Aplicaciones que utilizas”.
  • Pinchar otra vez sobre “Editar configuración”.

En este punto el usuario verá aparecer el listado de aplicaciones que utiliza. Cada una de ellas cuenta con la opción “Editar”. Si lo que se quiere es desechar algunas opciones adicionales incluidas en las aplicaciones, basta con hacer click sobre la opción “Eliminar”.

Por el contrario, si lo que se desea es dejar de utilizar por completo una aplicación determinada, se tiene que ir directamente sobre ella. Lo que hay que hacer es observar la parte superior de la página específica y pinchar sobre la opción “Eliminar aplicación”. De esta manera desaparecerá del listado y las empresas responsables de su creación no podrán acceder a los datos personales. Al pulsar sobre “Cerrar” los cambios quedarán guardados.

Y volviendo a las aplicaciones “pesadas”, las nuevas funciones de privacidad de las aplicaciones nos permitirán poder darle a cada aplicación una privacidad única y distinta de las demás aplicaciones. Por ejemplo, si no queremos que nuestros compañeros de trabajo vean que jugamos al juego de bandas de mafia, o al de construir una ciudad (por no mencionar de nuevo a la pesada granja) podemos asignarle permisos para que únicamente nuestros familiares lo vean. Y si tenemos la aplicación de Linkedin, esa podemos restringirla a nuestros contactos del entorno laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *