La fotografía digital está evolucionando de una forma tan rápida que características, que antes sólo tenían caras cámaras profesionales, ahora están al alcance de la mano, por un precio moderado o bajo, de cualquier usuario. Desde la aparición de la primera cámara digital de Kodak en 1975, que tenía el tamaño de una tostadora y contaba con una calidad equivalente a 0.01 megapíxeles, el salto cualitativo en poco más de 30 años ha sido espectacular.

Ahora cualquier cámara compacta de calidad tiene una amplia memoria de varios gigabytes, con lo que se pueden guardar cientos de fotos, una óptica de calidad, un zoom considerable y una capacidad para realizar fotografías con una calidad de 10 megapíxeles. Como el mercado de estas cámaras es muy amplio en este artículo vamos a referirnos exclusivamente a cinco opciones de calidad, aunque hay nuchas más. Sin duda, es muy positivo saber que en nuestras vacaciones  vamos a estar respaldados por una buena máquina con la que plasmar nuestros recuerdos con calidad.

Estas son las cinco que hemos elegido:

-> Canon PowerShot A495, una de las nuevas perlas de la corona de las cámaras compactas digitales de Canon. Destaca por su óptica como todas las cámaras de esta firma y por tener un modo de funcionamiento y diseño muy sencillo, muy accesible para cualquier fotógrafo amateur. Entre sus características técnicas nos encontramos con un Zoom óptico 3,3x, una pantalla de LCD de 6,2 cm (2,5 pulgadas) y una definición de hasta 10 megapíxeles.

-> Samsung ES65, vamos a definirla con esta simple frase: una calidad más que aceptable a un muy buen precio. Este modelo de Samsung, una firma que cada vez más se está haciendo un hueco en este sector, te va a permitir captar tus recuerdos con un auto enfoque inteligente, un zoom de cinco aumentos, su angular de 27mm y 10,2 megapíxeles.

-> Canon Powershot D10, para los que se vayan a ir a la playa os ofrecemos una cámara compacta sumergible, pensada para hacer buenas fotos dentro del agua. Este dispositivo se puede sumergir hasta 10 metros, resistente a caídas desde 1,22 metros y aguantar temperaturas de hasta 10 grados bajo cero. Por el resto, cuenta con unas buenas opciones técnicas: hasta 12 megapíxeles de resolución y 2,5 pulgadas de pantalla.

-> Sony TX5, otra cámara para aventureros. Sumergible hasta 3 metros, resistente a temperaturas extremas y a los golpes. Una cámara que destaca por su diseño exterior que cuenta con un zoom óptico 4x, gran angular de 25 mm, más que suficiente para los retratos más cercanos, y con 10, 2 megapíxeles.

-> Nikon Coolpix L110,  una cámara a medio camino entre una reflex profesional y una cámara compacta de usuario. Su precio es superior al resto de las comentadas en este artículo, pero este aumento se debe a su mayor calidad y capacidad: 12, 1 megapíxeles, un zoom 15x y hasta 28mm. de angular. Una cámara con la que tus instantáneas no le quedarán a la zaga de las que puedas hacer con cámaras réflex digitales más caras, respaldada por una gran firma como Nikon.